Łączna liczba wyświetleń

poniedziałek, 15 maja 2017

CONVERTIDO DE UN REFUNFUÑADOR DE LA VIRGEN EN SU CONGREGANTE

Dios quiere que todas las gracias nos vengan por medio de María. Verdad muy consoladora, tanto para las almas que aman tiernamente a María como para los pecadores que desean convertirse. No se crea que esta doctrina es contraria a la sana Teología, porque el padre de ella, san Agustín, dice, como sentencia universal, que María cooperó con su caridad al nacimiento espiritual de todos los miembros de la Iglesia.
San Alfonso de Ligorio

Si has escandalizado a tus prójimos, acude a María y alcanzarás perdón, como lo alcanzó en la ciudad de Aviñon un escandaloso que apartaba a los otros de la devoción de la Virgen, no contentándose con ser malo él, sino procurando que otros también lo fuesen, disuadiéndoles de ir a las congregaciones de la Virgen y murmurando de ellas y de los congregantes; siendo lo peor, que por ser ya viejo, muchos le daban crédito y tomaban sus depravados consejos. 

Cae el hombre en una grave enfermedad; mas aunque veía ya la muerte cercana, ni mudaba de ideas ni daba señales de arrepentimiento. Pero en fin, llega el día de la Purísima Concepción, en que los cofrades de María celebraban la fiesta con gran solemnidad; y entre tanto, sin duda por intercesión de la Virgen, empieza el enfermo a pensar en sí y en su mala vida pasada, y repentinamente se trocaron sus ideas; por manera que ya veía las cosas de un modo enteramente contrario de lo que antes le parecían. 

Con esto mandó al punto llamar al padre que dirigía la Congregación, y a quien él antes no podía ver y menospreciaba. Viene el sacerdote, le abraza el enfermo: le pide perdón, le ruega que le confiese, y después de confesado le suplica por último que le admita por congregante. El padre le recibió y éste quedó libre a un tiempo de las enfermedades del alma y de la dolencia corporal, levantándose de la cama bueno y sano.

Ntra Señora de Luján, 
Parr. Verbo Divino, 
Resistencia, Chaco, Argentina
El mes de mayo consagrado a María, obsequio que a esta gran Reina tributa la piedad cristiana todos los años en la parroquial iglesia de Santa María del Mar de esta ciudad, Barcelona 1847, pgs. 81-83.

Brak komentarzy:

Prześlij komentarz